sábado, 7 de junio de 2014

JANE GOODALL Y SU MUNDO

LOS TRANCES PROFUNDOS DE  JANE GOODALL.
Por Félix Gómez, M.D


Jane Goodall  termino su tour por Australia hace dos días, posiblemente  el ultimo  a sus 80  años  la anciana guerrera  sigue viajando 300 días  del   año, fui uno de los privilegiados que  pudo escuchar la entrevista que le hizo una extraordinaria periodista australiana llamada Jennifer Byrne  ante un teatro completamente lleno especialmente de mujeres jóvenes que la siguen como un símbolo Viviente del feminismo y la ecología  , ver y escuchar a Jane Goodall fue una experiencia muy espiritual para mí, porque me sentí tocado por sus palabras  intelectualmente  y emocionalmente  ,  una persona con una profunda congruencia genera interna desarrolla algo que los antiguos griegos llamaban Presencia es decir un nivel de autoestima y espiritualidad tan alto que cada gesto o palabra es portador de profundos significados. Jane Goodall representa una impresionante historia de una mujer que  ha estudiado a nuestros hermanos chimpancés  por más de  cinco décadas en su hábitat natural  sus aportes acerca de sus  relaciones sociales y familiares  ha generado un profundo impacto en los grupos ecologistas de todo el mundo, en su libro   Reason for Hope, A Spiritual Journey   Jane Goodall nos lleva de la mano por su vida de forma sencilla de la misma manera como dicta sus conferencias, sin rebuscamientos ,sencilla ,directa pero profunda es una mujer muy profunda , quizás una de las impresiones que me lleve de la entrevista que le hizo Byrne frente a casi 1500 personas que acudimos al   auditorio en Town Hall sydney es el de haber podido contemplar a una mujer  cuya vida ha fluido de manera natural por el rio de la vida abandonándose a su propia vocación  y pasión.
Y ese es uno de los regalos más hermosos que nos regala jane Goodall su ejemplo, su humanidad y su decencia como ser humano en un  planeta entregado a los poderes de las grandes transnacionales  los reales amos y señores de este mundo, ella forma parte de esos guerreros que han hecho una diferencia  enorme al sacudir tantas conciencias acerca de la importancia de la preservación de tantas especies en peligro de extinción.
Que honor haber estado entre los cientos de personas que le cantamos el cumpleaños a   sus 80  años fue un momento memorable ver  aquel rostro de una persona con una serenidad profunda ante la vida y ante la muerte ha sido un regalo extraordinario para mí.

Mil gracias Jane Goodall dios te bendiga.