miércoles, 1 de abril de 2009

CONVERSACIONES CON ABRAHAN

Félix Gómez

Esta semana tuve la maravillosa oportunidad de reencontrarme después de 3 anos sin vernos con mi amigo Abrahán Salman y su esposa Estela , vinieron a Sydney a celebrar 5 décadas de matrimonio ,a Sydney y de allí partieron por un crucero a recorrer Tasmania , Nueva Zelanda y de allí rumbo a Venezuela .Abrahán y su esposa son personas extraordinarias , sus vidas reflejan lo que es la capacidad de salir adelante y de vivir a nivel de de lo milagroso , Abrahán nació en Bogota estudio cine y teatro en Francia , ha vivido y trabajado en muchas partes del mundo hombre ligado al campo organizacional en Venezuela y en America latina ,facilitador de grupos en America latina y África , el ha sido una persona que me ha inspirado durante mucho tiempo, el y su esposa poseen mucho de las características que definía Abrahán Maslow sobre las personas autorrealizadas, sus niveles de energía y vitalidad es algo desbordante, un nivel de curiosidad continua ,llenos de historias y con una pasión por vivir que contagia a cualquier pero sobre todo lo que mas me conmovió en su inmenso amor por Venezuela ,que contraste tan quántico con tantos venezolanos y tantos latinoamericanos que me he encontrado por estos lados del mundo , donde el desprecio y la descalificación por la tierra de donde partieron se hace presente en cada conversación y en cada gesto (gente con la cual en lo personal cada día me identifico menos ) fueron pocos días la compartida pero el encuentro con este mago ,dramaturgo,poeta,hombre de negocios e intelectual profundo nos ha dejado a mi esposa y a mi una experiencia muy profunda acerca de eso de vivir con congruencia y pasión por lo que uno cree, y estoy profundamente agradecido por el privilegio de aprender de personas tan fantásticas como el y su esposa Estela por que ellos son la prueba de lo que Manuel Barroso decía acerca de eso del poder de la autoestima como nivel de conciencia y energía que puede llevarnos a nivel de lo milagroso por la vida .

No hay comentarios: