lunes, 23 de marzo de 2009

HISTORIAS Y CUENTOS EN UN BAR DE SURRY HILL

Félix Gómez

De vez en cuando me gusta ir me con mí sombra ,prender mi vieja pipa y tomarme unos tragos en un bar de esos que abundan por Central o Surry Hill donde los sueños rotos pueblan el ánimo, para encontrarme con mi propio Hades ese temido dios de los griegos ,el cual reina por los oscuros bares a sus anchas en medio de los gritos tanta soledad empapada en el alcohol del sin sentido bajo la banda sonora de un buen blues allí esta el incomodo Hades el señor del inframundo y un bar de cualquier parte del mundo es una de las muchas entradas al reino de Hades, especialmente un infernal viernes por la noche para esos que el exilio del amor los ha enviado a los reinos de la nostalgia, los psicoterapeutas sabemos mucho de esos caminos solos y temidos ,pero inevitables por que si algo tenemos en la vida son los cambios solo que esos cambios no siempre nos llevan a el mito de Disneylandia en eso de que vivieron para siempre.Creo que por eso me gustan estos lugares, por que me sacan de la luz apolínea del día y me llevan al mundo donde los personajes que pueblan el reino de hades me recuerdan una película de Tim Burton. Allí he conocido a hombres y mujeres con historias increíbles, Como la de aquella australiana que vivió y se inicio como monje budista en Tailandia para finalmente encontrar el amor de su vida en otra mujer en Calcuta , o la Samir mi amigo el refugiado iraní que llego hace 4 décadas después de haber escapado de sus torturadores en Teherán, y sus historias de ternura y desgarro oculto en las montanas de Afganistán, su asilo en india y su arribo a Sydney las historias de Emmanuel quien vino con su familia escapando de la persecución de su propio hermano durante la masacre en Ruanda , mas que historias , son fragmentos de tiempos muy confusos para mi,Quizás la reflexión que me queda es esa metáfora de Carlos Castaneda,Este es un mundo de belleza y espanto……., A lo lejos Hades se sonríe ante la llegada de una rubia cubierta de metal y charol.

1 comentario:

enrique videla dijo...

son estas situaciones sinple, las que tienen en el fondo una profuda reflecion,en cada esperiencia de cada uno de los personajes existe ese algo que aflora que nos lleva a entender y comprender el por que de este exitencialismo de individuos que en su condicion de victima o culpable nos deja en su escurcion por estos lugares el doctor Felix, muy interesante