martes, 23 de diciembre de 2008

Acerca de mi encuentro con una Serpiente


Ayer mientras hacia una excursión por el Nacional Park de Bundeena, me encontré una serpiente negra cómodamente alojada en el camino tomado el sol vespertino, ante un chorro de agua que le lance ya que estaba en medio del camino no le quedo otra que salirse casi a regañadientes, mientras seguí mi camino no si antes sin disculparme con la dueña de lugar como lo sugieren los aborígenes australianos de esa zona , este evento me ha llevado a recordar a muchos serpientes que me traído muchos mensajes en tantos viajes por muchas montanas y también muchas lecturas de sobre la visión espiritual que ha tenido acerca de la serpiente en diferentes culturas como la maori en Nueva Zelanda, los Darwanas en Australia , los Haida en Canadá ,los cheyenne en , Estados Unidos o los mayas, aztecas o incas en America Latina como símbolo de muerte, cambio y transformación , desde que estoy viviendo en Australia , muchas personas cercanas han muerto ,otras se han distanciado o alejado , con otras me he reencontrado después de mucho tiempo a través de Internet , y como en un viaje por alta montaña en la ultima fase de ascenso , he terminado quedándome con lo realmente esencial , y eso no es otra cosa que mi mi brújula ,una cámara de fotos y una ración agua y pan . Y es que no puede ser de otro modo, cada quien elige su propia ruta de ascenso o descenso también hay quienes sencillamente prefieren irse a la playa, mi ruta me ha permitido conocer parajes insospechados, viajeros de todo el mundo, algunos perdidos con la brújula dañada y sin cuerda para el ascenso otros muy claros con su ruta y su meta. Yo estoy llegando a una parte del paraje en que los escaladas mas interesantes son las escaladas al interior de mi mismo y el desafío supremo es mantenerme en mi propio camino, hace mucho tiempo que le perdí el interés a buscar compañeros de rutas, por que he aprendido que estos aparecen sin buscarlos, al final la llegada a la cumbre es una ratico una foto y ya, lo que hace supremo el viaje es el proceso, allí esta la alquimia y la recompensa final.

Félix Gómez camino de regreso de Bundeena después del encuentro con una serpiente lugareña.

No hay comentarios: